domingo, 16 de febrero de 2020

La imagen de Cristo Varón de Dolores, en la sala I del Museo de Bellas Artes

  Déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte la imagen de Cristo Varón de Dolores, del Museo de Bellas Artes, de Sevilla.
"Cristo Varón de Dolores"
Pedro Millán, h. 1485-1503.
Sala I del Museo de Bellas Artes.
   Hoy, domingo 16 de febrero, como todos los domingos, ha de considerarse como el día festivo primordial para la Iglesia. Es el primer día de cada semana, llamado día del Señor o domingo, en el que la Iglesia, según una tradición apostólica que tiene sus orígenes en el mismo día de la Resurrección de Cristo, celebra el Misterio Pascual. 
   Y que mejor día que hoy, día del Señor, para ExplicArte la imagen de Cristo Varón de Dolores, del Museo de Bellas Artes, de Sevilla.
 En la sala I del Museo de Bellas Artes podemos contemplar la escultura de "Cristo Varón de Dolores", obra de Pedro Millán (hacia 1485-1503) [firmada en una cartela a los pies de Cristo: "Pº MILLAN YMAGINERO"] realizada en barro cocido y policromado en estilo gótico, con unas medidas de 1,61 x 1.08 x 0,50 m., y procedente de la iglesia parroquial de la Inmaculada de El Garrobo.
   Es una composición escultórica que representa a Cristo Varón de Dolores. El Señor figura en el centro, ceñido a un lado y al otro por sendas figuras de ángeles. El cuerpo de Cristo se representa esbelto, marcado por las huellas de la Pasión: la llaga, abierta y tintada de rojo, los agujeros de los clavos en las manos y la gruesa corona de espinas, advirtiéndose éstas bajo la piel de la frente. Figura con la cabeza inclinada y ligeramente vuelta hacia la izquierda, con los ojos entreabiertos y la boca cerrada. Su rostro es de carácter enjuto, marcado por una fina y alargada nariz. Tiene barba corta y bífida, modelada a base de pequeños rizos. Su larga y negra cabellera se extiende por la espalda y los hombros en ondulados mechones. Figura cubierto por el paño de pureza, resuelto éste a base de múltiples y angulosos pliegues y manto largo que cae sobre sus hombres hasta los pies y va sujeto con un broche sobre el pecho. Apoya los pies sobre un suelo de relieve anguloso, sembrado con unas pocas matas de cardos.
   Los ángeles figuran simétricos uno a cada lado del Señor, con la misma postura y actitud, medio reclinados sujetando el manto que cubre a Cristo. Visten túnica larga y blanca resuelta en numerosos y angulosos pliegues sobre el suelo y manto rojo ceñido con un broche. Figuran tocados con una cinta adornada con joyel y sostienen pequeños recipientes. A los pies de Cristo figura el racionero Antonio Imperial, a menor tamaño que las figuras de los ángeles, arrodillado y en actitud de oración, mirando hacia la esbelta figura del Señor. (web oficial del Museo de Bellas Artes de Sevilla).
   Conozcamos mejor la sobre el Significado y la Iconografía de Cristo Varón de Dolores;
   Es una tipología cultual, simbólica o eucarística, que en latín se designa con el nombre de Imagines pietatis.
Otra visión del "Cristo Varón de Dolores".
Pedro Millán, h. 1485-1503.
Sala I del Museo de Bellas Artes.
   Las dos representaciones del Varón de dolores que consiguieron la mayor popularidad a finales de la Edad Media son el Cristo de Piedad de la Misa de san Gregorio y el Cristo de las cinco llagas (o heridas).
El Cristo de la misa de san Gregorio
   Esta representación del Varón de dolores, cuyo significado sacramental es evidente, derivaría de un icono bizantino ofrecido por el papa Gregorio Magno a la basílica romana de la Santa Cruz de Jerusalén, llamada así porque la emperatriz Helena la había hecho transportar desde la tierra del Gólgota.
   Se la explica por una visión; pero resulta más verosímil creer que fue a título de autor del Sacramentario que san Gregorio fue representado celebrando el sacrificio de la misa frente al propio Cristo que aparece sobre el altar.
   Es una variante del Ecce Homo, porque el Cristo desnudo lleva un cetro de caña y la corona de espinas. Pero se distingue por dos caracteres. En primer lugar, en vez de estar de pie sobre un estrado, como un rey irrisorio expuesto a la vista del populacho judío, sólo emerge el busto de un sarcófago dispuesto sobre el altar. En segundo lugar, tiene las palmas de las manos y el costado agujereados, por lo tanto se lo ha representado muerto, después de la crucifixión.
   Ese tema, que apareció en Occidente a partir de mediados del siglo XIII, sobre todo se adaptó al arte francés y al italiano. El Varón de dolores a veces aparece solo sobre el altar, como una hostia viva; pero casi siempre su cadáver es sostenido de las axilas por dos ángeles, o incluso por la Virgen y san Juan que lo enmarcan, como al pie de la Cruz.
El Cristo de las cinco llagas
   El arte alemán prefirió, por el contrario, representar al Varón de dolores de pie y vivo.
   Es el tipo popular del Cristo de las cinco llagas, difundido por las cofradías de la Santa Sangre; por los flagelantes, que invocaban las «cinco rojas llagas» de Jesús contra la muerte súbita; por la Orden de santa Brígida de Suecia, que había adoptado como insignia cinco pequeños discos rojos que imitaban gotas de sangre.
Planta del Museo de Bellas Artes en un plano de la ciudad de Sevilla.
   Pueden distinguirse dos tipos principales del Varón de dolores: ya con los brazos cruzados sobre el pecho, ya mostrando él mismo la herida del costado, ya abriendo los labios de ésta, otras veces hundiendo el dedo, como santo Tomás, y en ocasiones hasta recogiendo en un cáliz su propia sangre (Louis Réau, Iconografía del Arte Cristiano. Ediciones del Serbal. Barcelona, 2000).
   Si quieres, déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte la imagen de Cristo Varón de Dolores, del Museo de Bellas Artes, de Sevilla. Sólo tienes que contactar con nosotros en Contacto, y a disfrutar de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar.    Déjame ExplicArte Sevilla , déjame ExplicArte el Patio de las Doncellas, del Real Alcáz...