sábado, 31 de agosto de 2019

Las imágenes de los Santos José de Arimatea y Nicodemo de la Hermandad de la Quinta Angustia

   Déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte las imágenes de los Santos José de Arimatea y Nicodemo de la Hermandad de la Quinta Angustia, de Sevilla.         
Los Santos José de Arimatea y Nicodemo, junto al
Cristo del Descendimiento, de la Hdad. de la Quinta
Angustia, atribuidos a Pedro Roldán.
   Hoy, 31 de agosto, en Jerusalén, Conmemoración de los Santos José de Arimatea y Nicodemo, que recogieron el cuerpo de Jesús bajo la cruz, lo envolvieron en una sábana y lo depositaron en el sepulcro. José, noble decurión y discípulo del Señor, esperaba el reino de Dios, y Nicodemo, fariseo y principal entre los judíos, que había ido de noche a ver a Jesús para interrogarle acerca de su misión, defendió luego su causa ante los sumos sacerdotes y los fariseos que buscaban la detención del Señor (s. I)  [según el Martirologio Romano reformado por mandato del Sacrosanto Concilio Ecuménico Vaticano II y promulgado con la autoridad del papa Juan Pablo II].
SAN JOSÉ DE ARIMATEA
   Es el tercer José de la Biblia.
   Habría recogido en el Gólgota la sangre de Cristo en el santo Grial. Él fue quien pidió permiso a Pilato para enterrar a Jesús y quien, ayudado por Nicodemo, desclavó su cadáver de la cruz.
   Encarcelado después del Enterramiento, fue liberado por Jesucristo después de la Resurrección.
   De acuerdo con una leyenda tardía y sin fundamento histórico, se habría em­barcado con Magdalena y Lázaro, y habría llegado a Marsella  para, a continuación, evangelizar Gran Bretaña.
CULTO
   El papel que jugó en el Enterramiento de Cristo hizo que los embalsamadores de cadáveres lo reivindicasen como patrón (se lo creía conocedor de los bálsamos que preservaban la carne de la putrefacción), y que los enterradores, los sepultureros, y los empleados de pompas fúnebres en general hicieran otro  tanto.
   Era particularmente venerado en Francia, en la región de Aix en Provence y en la abadía de Moyenmoutier, en Los Vosgos, que pretendía poseer sus reliquias; en Inglaterra, la abadía de Glastonbury tenía idénticas pretensiones.
ICONOGRAFÍA
   Está representado sosteniendo el sudario de Cristo, la corona de espinas, clavos, tenaza o un vaso de perfumes.
SAN NICODEMO
   Fue quien ayudó a José de Arimatea a desclavar el cuerpo de Jesucristo en la cruz y a enterrarle en el Santo Sepulcro después de haberlo ungido con bálsamos.
   Habría tallado una imagen de madera de Cristo crucificado, que se veneraba en Lucca con el nombre de Volto Santo.
   Como san José, cuya desgracia comparte, suele tener un papel ridículo en el teatro de los autos sacramentales, donde ofrece sus servicios para ungir el cuerpo de Jesús: «con cien libras de mermeladas.»
   Por ello su nombre se convirtió en  sinónimo de necio, ingenuo. Dicha reputación sin duda se explica por la etimología popular. Nicodemo, en francés arcaico, recordaba la expresión nice (necio) que se asemeja a nigaud (bobo).
CULTO
   La abadía de Bec, en Normandía, conservaba en su tesoro de reliquias el guante ensangrentado que habría usado Nicodemo para desclavar a Jesucristo. Tenía un altar dedicado en la catedral de Parma, que se pretendía en posesión de una parte de su cuerpo. Se ha conjeturado que el famoso relieve del Descendimiento de la Cruz, esculpido en 1178 por Benedetto Antelami, antiguamente decoraba el frontal de dicho altar.
   Los herreros lo adoptaron como patrón porque arrancó con una tenaza los clavos de la Crucifixión.
   Como se lo consideraba un ingenuo, o un tonto, en Bretaña se convirtió en el santo patrón de los animales, sobre todo, el de los cerdos. En Pluméliau, cerca de Pontivy y en Questembert, existe una capilla y una fuente de san Nicodemo.
ICONOGRAFÍA
   La iconografía de san Nicodemo se confunde con la del Descendimiento de la cruz y la del Enterramiento de Cristo. Siempre se lo representa en los Santos Sepulcros frente a José de Arimatea, su lugar habitual es al costado de los pies de Cristo.
   Su representación en solitario es mu y infrecuente (Louis Réau, Iconografía del Arte Cristiano. Ediciones del Serbal. Barcelona, 2000).
   Y que mejor día que hoy, para ExplicArte las imágenes de los Santos José de Arimatea y Nicodemos de la Hermandad de la Quinta Angustia, de Sevilla.
   En la capilla de la hermandad de la Quinta Angustia de la iglesia de la Magdalena encontramos el grupo escultórico del Descendimiento, uno de los mejores conjuntos de la Semana Santa. El Cristo es obra de Pedro Roldán (1659); la Virgen fue realizada por Vicente Rodríguez Caso (1934); el resto de las figuras son de Pedro Nieto (1633), aunque últimamente la crítica la crítica los atribuye a la gubia de Pedro Roldán. Componen un perfecto conjunto de teatralidad barroca que sigue los modelos del barroco europeo, como el que representó Rubens en la Catedral de Amberes. Todavía gana mayor expresividad en la procesión de la tarde del Jueves Santo ya que la imagen del Crucificado se mueve al estar sostenida por una bisagra al madero (Manuel Jesús Roldán, Iglesias de Sevilla. Almuzara, 2010).
Planta de la Igl. de la Magdalena
en un plano de la ciudad de Sevilla.
   Las imágenes de los Santos Varones (175 cm.) van sobre escaleras apoyadas en el madero, descendiendo el cuerpo de Jesús. José de Arimatea, hombre rico e ilustre consejero del Sanedrín, es el de mayor edad y de mayor consideración social, por lo que se sitúa a la derecha de Cristo. Sus cuerpos son maniquíes articulados, pero sus cabezas presentan una gran calidad plástica, mostrándonos un serio estudio del natural y del paso del tiempo en el hombre. Las facciones de José de Arimatea se acentúan marcándonos los rasgos propios de un hombre de avanzada edad. Estas cabezas son un claro ejemplo del nuevo estilo europeo introducido por el flamenco José de Arce en imágenes como las del apostolado que tallara en 1657 para la Cartuja de la Defensión de Jerez de la Frontera. Las maravillosas testas muestran una larga y poblada barba, realizadas a base de grandes y ondulados mechones, algunos de los cuales, nacen desde el bigote para pasar por encima de la boca, asemejándose a algunas figuras de San Pablo que talló el maestro Roldán, como la del retablo mayor de la Parroquia de las Virtudes en Villamartín (Cádiz) (www.laquintaangustia.org)
     Si quieres, déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte las imágenes de los Santos José de Arimatea y Nicodemo de la Hermandad de la Quinta Angustia, de Sevilla. Sólo tienes que contactar con nosotros en Contacto, y a disfrutar de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar.    Déjame ExplicArte Sevilla , déjame ExplicArte el Patio de las Doncellas, del Real Alcáz...