lunes, 2 de septiembre de 2019

La Fuente de Mercurio, de la plaza de San Francisco.

   Déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte la fuente de Mercurio, de la plaza de San Francisco, de Sevilla.
   Desde tiempos medievales existía una fuente pública (conocida como "pilar de San Francisco"), que suministraba agua a un amplio sector de la ciudad y que se encontraba situada en el entorno de la plaza contigua al convento Casa Grande de San Francisco.
   En 1526 comenzó la trascendental reforma urbana que afectó a esta plaza -según las directrices de Diego de Riaño- que llevaba incorporada (además del nuevo Ayuntamiento), el diseño de una fuente que en los planos de 1528 se contemplaba, pero que al concluirse las obras de éste en 1564, aun no se había realizado.
   Las primeras noticias en relación con esta primitiva fuente de Mercurio, datan de 1576 cuando por encargo del Ayuntamiento la realizan Asencio de Maeda (autor de su primer trazado), Diego de Pesquera (autor de la primera figura de Mercurio), Bartolomé Morel y el Maestro Ocaña (quienes se encargaron de fundirla y dorarla en bronce respectivamente), ajustándose a los patrones tipológicos de las fuentes monumentales exentas del Renacimiento. Consistía entonces en un balaustre central con dos tazas superpuestas de jaspe y un pilón de mármol, rematada por la figura de la divinidad clásica caracterizada como "Argifontes" (con espada en alto en una mano, y caduceo en la otra), en relación con las nuevas actividades de su entorno (la Cárcel Real y la Audiencia, además del Ayuntamiento, que por esos años -1563 y 1595 respectivamente- se construyen).
Fuente de Mercurio, VV. AA.
Plaza de San Francisco.
   Restaurada en 1655 por Pedro Sánchez Falconete, en 1717 el cantero Juan Fernández Iglesias hace una nueva, dotándola de un pedestal cruciforme de piedra sobre el que se elevaba un balaustre octogonal y un capitel compuesto por cuatro mascarones en forma de cabeza de león -que actuaban en forma de surtidores- y por el que se vertía el agua a cuatro veneras. Con este mismo año se relaciona la nueva figura de Mercurio, que debió fundirse en sustitución de la primitiva (desaparecida en el montín de 1712), pues su estilo se aparta bastante del de los prestigiosos artífices renacentistas (autores también del estanque de Mercurio del Alcázar, realizado en 1577), y más en consonancia con los postulados del barroco.
Planta de la Plaza de San Francisco,
en un plano de la ciudad de Sevilla.
   En 1833 se desmontó en su integridad esta segunda fuente, instalándose la nueva figura de Mercurio en un estanque de los Jardines de las Delicias. Este Mercurio estuvo después en la casa los Levíes, en la de los Pinelo, en el Alcázar y en los Jardines de Murillo. En 1850, en el mismo sitio donde estuviera la de Mercurio, se coloca una nueva fuente, la Pila del Pato, que permaneció allí hasta 1855.
   En 1974 el arquitecto Rafael Manzano Martos se hizo cargo de hacer una réplica no literal de la de Fernández Iglesias, introduciendo las variantes de un pilón circular que se eleva sobre cuatro gradas circulares de caliza, un pilar rematado por un capitel de carácter neobarroco (roleos, argollas y hojarasca), y las cuatro carátulas vertiendo al mar directamente. Esta que sería en rigor la tercera versión de la fuente (esperemos que la última), respeta el anterior Mercurio dieciochesco (que sí podría ser sustituído).
   Esta fuente, no debe confundirse con la de los Jardines del Alcázar, realizada por Diego Pesquera y fundida por Bartolomé Morel en 1576.
   Si quieres, déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte la fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco, de Sevilla. Sólo tienes que contactar con nosotros en Contacto, y a disfrutar de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar.    Déjame ExplicArte Sevilla , déjame ExplicArte el Patio de las Doncellas, del Real Alcáz...