sábado, 21 de septiembre de 2019

La escultura de San Mateo, apóstol y evangelista, en la portada de la Asunción de la Catedral

   Déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte la imagen de San Mateo apóstol y evangelista de la portada de la Asunción de la Catedral de Santa María de la Sede, de Sevilla.     
San Mateo, apóstol y evangelista.
Ricardo Bellver, 1888.
Portada de la Asunción.
Catedral de Sta. Mª de la Sede.
   Hoy, 21 de septiembre, Fiesta de San Mateo, apóstol y evangelista, llamado antes Leví, que, al ser invitado por Jesús para seguirle, dejó su oficio de publicano o recaudador de impuestos y, elegido entre los apóstoles, escribió un evangelio en que se proclama principalmente que Jesucristo es hijo de David, hijo de Abrahán, con lo que, de este modo, se da plenitud al Antiguo Testamento [según el Martirologio Romano reformado por mandato del Sacrosanto Concilio Ecuménico Vaticano II y promulgado con la autoridad del papa Juan Pablo II].
LEYENDA
   Uno de los doce apóstoles y de los cuatro evangelistas.
   El nombre Mateo, al igual que Matías, es de origen hebreo.
   Antes de su vocación por Cristo, con el nombre de Leví, en el puesto aduanero de Cafarnaúm ejercía el oficio de publicano o recaudador de impuestos, despreciado por los judíos, y los contribuyentes en general.
   El Evangelio que se le atribuye fue redactado hacia el año 90, en cualquier caso con posterioridad al de San Marcos, aunque en la Biblia esté en primer lugar. Eso es cuanto sabemos de él, todo lo demás pertenece a la leyenda. El ex aduanero, según parece, habría estado en mejores condiciones que Judas para administrar el dinero común y cumplir las funciones de tesorero del colegio apostólico, pero no quiso hacer valer su competencia en el oficio.
Apilastrado derecho.
Portada de la Asunción.
Catedral de Sta. Mª de la Sede.
   Después de la dispersión de los apóstoles predicó el Evangelio en Etiopía, donde su misión habría sido facilitada por el eunuco de la reina Candaces, a quien San Felipe había convertido al cristianismo. La leyenda le atribuye haberse impuesto a dos magos que se hacían adorar como dioses gracias a sus sortilegios. Los hechiceros etíopes iban acompañados por dos dragones cuyas fauces y narices exhalaban fuego y azufre. Mateo los enfrentó y obligó a que se alejasen.
   Resucitó al hijo del rey Hegesipo o Egipo, a quien los magos no consiguieron devolver la vida, y después que hubo convertido al monarca, instaló a su hija Ifigenia en un convento, como abadesa.
   Más tarde, el rey Hirtaco, que había sucedido a su hermano Egipo, quiso casarse con su sobrina Ifigenia, y como Mateo se opuso, Hirtaco lo condenó a muerte.
   Pero hay tradiciones diferentes que le atribuyen haber evangelizado Judea, Macedonia, España, Persia y la India.
   Las distintas versiones de su martirio se contradicen. Según algunas, habría sido decapitado, o atravesado por la espada del verdugo; otras hablan de lapidación y de muerte en la hoguera.
CULTO
   Sus reliquias habrían sido transportadas desde Etiopía a Bretaña (Finisterre), luego a Salerno, cerca de Nápoles, a la catedrl que hizo construir el conquistador normando Roberto Guiscardo. Salerno se llamaba "la ciudad de San Mateo".
   La abadía de Saint Matthieu de Fin de Terres (Sanct Matteus Finis Terrae), de donde procede la toponimia Pointe Saint Matthieu, pretendía poseer la cabeza del apóstol. En Marlaix hay una iglesia puesta bajo su advocación. 
Portada de la Asunción.
Catedral de Sta. Mª de la Sede.
   A causa de su oficio de recaudador de impuestos, es el patrón de los cambistas (de ahí procede la expresión popular fesse mathieu, para designar a un avaro o un usurero que invoca a San Mateo para arrebatarle el dinero), de los recaudadores de impuestospeajesaduanerosvigilantes aduaneros y contables.
   En Florencia lo habían adoptado como el protector más cualificado para el Arte del Cambio, es decir, por la opulenta corporación de los cambistas y de los banqueros, a la cual pertenecían los Médicis.
ICONOGRAFÍA
   El tipo iconográfico de San Mateo es triple, puesto que se lo representa ya como publicano, ya como apóstol, ya como evangelista. De ahí que se le adjudicaran tres series de atributos.
   Como publicano, lleva una bolsa, o a veces, balanzas para pesar oro, que aluden a su oficio de cambista.
   Como apóstol, para indicar su conversión, pisotea un saco del cual han salido monedas. El instrumento de su martirio es una lanza o una alabarda.
   Como evangelista, tiene por símbolo un ángel, o más bien un hombre alado, porque su Evangelio comienza por la genealogía de Cristo según la carne. A veces, para que esta idea resulte más inteligible, muestra a sus pies un niño en una cuna (Louis Réau, Iconografía del Arte Cristiano. Ediciones del Serbal. Barcelona, 2000).
   Y que mejor día que hoy para Explicarte la escultura de San Mateo apóstol y evangelista de la portada de la Asunción de la Catedral de Santa María de la Sede, de Sevilla.
Situación de la portada de la Asunción
(en rojo) de la Catedral de Sta. Mª de la Sede
en un plano de la ciudad de Sevilla.
   En la portada de la Asunción de la Catedral de Santa María de la Sede encontramos en su lateral izquierdo y a modo de continuación de las archivoltas de la zona izquierda en su apilastrado izquierdo, en su cuerpo inferior, a la derecha, San Mateo, con libro en la mano izquierda, y lanza en la derecha. Éste, como toda la decoración escultórica de dicha portada fue realizado en 1888 en cemento por Ricardo Bellver.
    Si quieres, déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte la imagen de San Mateo, apóstol y evangelista, de la portada de la Asunción de la Catedral de Santa María de la Sede, de Sevilla. Sólo tienes que contactar con nosotros en Contacto, y a disfrutar de la ciudad.

Más sobre la Catedral de Santa María de la Sede, en ExplicArte Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar.    Déjame ExplicArte Sevilla , déjame ExplicArte el Patio de las Doncellas, del Real Alcáz...