domingo, 29 de septiembre de 2019

La antigua Iglesia de San Miguel

   Déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte la antigua Iglesia de San Miguel, de Sevilla.   
Cabecera de la parroquia de San Miguel
antes de su demolición.
Noviembre de 1868. 
   Hoy, 29 de septiembre, Fiesta de los santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael. En el día de la dedicación de la basílica bajo el título de San Miguel, en la via Salaria, a seis millas de Roma, se celebran juntamente los tres arcángeles, de quienes la Sagrada Escritura revela misiones singulares, y que sirviendo a Dios día y noche, y contemplando su rostro, a Él glorifican sin cesar [según el Martirologio Romano reformado por mandato del Sacrosanto Concilio Ecuménico Vaticano II y promulgado con la autoridad del papa Juan Pablo II].
   Y que mejor día que hoy, para ExplicArte la antigua Iglesia de San Miguel, de Sevilla.
   La antigua parroquia de San Miguel ocupaba la manzana hoy delimitada por las calles Jesús del Gran Poder (antes Palmas), Aponte (hasta 1845 San Miguel), Trajano (antes Puerco) y plaza del Duque. Aunque su fundación se remonta a época fernandina (Anales de Ortiz de Zúñiga), será tras el terremoto de 1356, durante el reinado de Pedro I de Castilla "el Cruel" o "el Justiciero" y a instancia del Arzobispo don Nuño, cuando la levanten de nuevo, desde los cimientos, el celo y la hacienda de don Martín Yánez de Aponte, señor de Chillas, alcaide de las atarazanas y tesorero mayor de Andalucía.
Interior de la parroquia de San Miguel
 tras su clausura. Francisco Peralta.
Sevilla, 1868.
   Don Félix González de León, cristianado en su pila bautismal, describe el templo de una forma bastante minuciosa en su Noticia Artística de Sevilla (1844) . Resalta que es "edificio de hermosa construcción, de arquitectura gótica, todo de piedra de robustos pilares y cercado de fuertes bóvedas, sobre las que hay espaciosas azoteas. Consta de tres naves, la del medio con la capilla mayor es magnífica, ancha y dilatada: las laterales son más cortas, y la del lado del Evangelio, aún lo es más porque a sus pies está la torre." Don José Amador de los Ríos, en Sevilla pintoresca (1844) se muestra más crítico con el edificio: "ha sufrido grandes e importantes alteraciones que han contribuido a desfigurarlo de todo punto. Tiene cortados los pilares, que debieron darle en otro tiempo más suntuosidad y gallardía, y apenas ha quedado vestigio alguno de las palmas que servían a aquellos de ornamento."
   En la profunda reforma de la parroquia de San Miguel que llevó a cabo en 1827 el "cura Vega", muy criticada por González de León, se construyó una capilla para la Soledad en la cabecera de la nave del Evangelio "derribando lo que era sacristía se formó una nueva capilla bastante capaz, abriéndose dos grandes arcos que se cerraron con puertas de rejas, uno a la capilla mayor, y otro a la cabeza de la nave." También se restauró la imagen de la Soledad "simulacro muy antiguo y respetable que fue estofado de nuevo, de lo que no tenía necesidad, con lo que perdió el carácter respetable de antigüedad y mérito" y se vistió más al gusto de la época "quitándole una túnica o sobrevesta blanca que antes le ponían sobre la túnica negra." 
Cabecera de la parroquia de San Miguel.
Detalle de la procesión del Santo
Entirro grande de 1854.
Aguada anónima, c. 1854
   Un inventario parroquial de 1834 nos describe puntualmente la capilla: "Un altar de madera estofado y en el la Stma. Virgen de vestir, la cual tiene un manto de terciopelo negro con forro de tafetán blanco, saya de lo mismo, un almohadón sre. que está de rodillas, de terciopelo negro bordado todo de plata con las insignias de la Pasión, corona hermosa de plata y corona de espinas de lo mismo en las manos de la Sra. y un cíngulo de tisú, ocho candeleros, los seis grandes y otros dos más pequeños, cruz, todo de madera y plateado, dos atriles y tres sacras con marcos dorados. Dicha Sta. Imagen está con unas puertas cristales hermosas, y el altar tiene dos cortinas desde la bóveda hasta abajo, de olandilla morada, para la Semana Santa. Toda la Capilla, como la mayor está colgada de damasco, y en una ventana una cortina grande de tafetán carmesí."
   En la lista de Hermandades de la parroquia de San Miguel, realizada en 1842 con carácter general en toda la Archidiócesis por orden del Gobernador del Arzobispado, sólo figuran en activo en el templo de la plaza del Duque las del Amor (que había llegado a la parroquia en 1811 procedente de la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, vulgo "Los Terceros"), la Sacramental (fusionada con la de Nuestra Señora del Rosario y Animas), y Pasión (cuyo titular arribó en junio 1841 procedente de una casa particular tras haber sido cerrado un año antes el convento de la Merced, hoy Museo de Bellas Artes). Con las Reglas en paradero desconocido se citan en la lista las Hermandades de la Soledad, Santa Bárbara, Santa Ana y Vera Cruz.
   El 6 de abril de 1860, Viernes Santo, la Soledad efectuó su primera salida procesional desde la parroquia de San Miguel en un paso cedido por la Hermandad trianera de la Expiración. El 10 de abril de 1868 salió por última vez la Soledad de San Miguel.
Interior de la parroquia de San Miguel
 durante un sermón. Francisco
 Cabral Bejarano. Sevilla, 1857.
   La revolución de "La Gloriosa", la más romántica de todas las revoluciones españolas en palabras recientes del profesor Álvarez Santaló, principió Cádiz el 18 de septiembre de 1868 con el pronunciamiento de Prim y Topete, y al día siguiente triunfó en Sevilla. La Junta Revolucionaria de la Ciudad, en la que estaban entre otros don Manuel de la Puente y Pellón, don Federico Rubio, don Antonio Machado, don Federico de Castro y el Marqués de la Motilla, acordó el 6 de octubre la supresión de doce parroquias -entre las que estaba San Miguel- y veintitrés templos que no poseían tal rango. A pesar de las inútiles quejas del canónigo don Francisco Mateos Gago, vocal de la Comisión Provincial de Monumentos Artísticos, la piqueta especuladora y anticlerical surgida de "La Gloriosa" derribó San Miguel en noviembre de ese año, si bien aún en 1871 quedaban restos de la vieja parroquial en el solar donde poco más tarde se levantó el Teatro del Duque.
   De su interior, la actual reja que cierra la capilla de la Hermandad de la Soledad, en la parroquia de San Lorenzo, procede de San Miguel.
   Los pocos restos que se rescataron se encuentran esparcidos principalmente entre las iglesias de San Antonio Abad y La Magdalena (www.conocersevilla.org)
     Si quieres, déjame ExplicArte Sevilla, déjame ExplicArte la antigua Iglesia de San Miguel de Sevilla. Sólo tienes que contactar con nosotros en Contacto, y a disfrutar de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar

El Patio de las Doncellas, del Real Alcázar.    Déjame ExplicArte Sevilla , déjame ExplicArte el Patio de las Doncellas, del Real Alcáz...